"Debemos huir de la idea de autocomplacencia que pueda asociarse al acto solidario y centrarnos en el hecho desesperado de aquellas personas que lo necesitan para sobrevivir." T.S.
SOLIDARIDAD - التضامن - solidariteit - салідарнасць - solidarnost - solidareco - סולידריות - solidaarsus - undod - همبستگی - solidaarisuus solidarité - Zumunci - پيوستون - szolidaritáson - solidarity - dlúthpháirtíochta - samstöðu - solidaritāte - solidarumas - αλληλεγγύης - solidarjetà solidarność - solidarităţii - mshikamano - pagkakaisa - เป็น น้ำหนึ่งใจเดียวกัน - dayanışma - solidaritat - סאָלידאַרישקייט - SOLIDARIEDADE

1.12.13

Día Internacional de las Personas con Discapacidad (3-XII). El cómic.

Down España
“Super Char”, es eprimer cómic para que jóvenes con síndrome de Down tomen conciencia de sus capacidades y derechos.

Se basa en artículos de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, cuyo Día Internacional se celebra el próximo 3 de diciembre de 2013.

La publicación incorpora actividades para fomentar de forma directa la autoestima de los lectores, tomando como base sus capacidades y conocimiento sobre la Convención en formato de Lectura Fácil. En el cómic se incluye el manifiesto que los jóvenes elaboraron para con motivo del Día Mundial del Síndrome de Down, en el que piden respeto a sus derechos.

Ha sido publicada por DOWN ESPAÑA y cuenta con el respaldo de la Oficina de Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación del Gobierno de España.
Pinchando aquí puede descargarse el cómic.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ANA DE LA COLINA
Tengo recuerdos divertidos y muy bonitos de mi única experiencia directa con personas discapacitadas, en concreto con niños con síndrome de Down. Hace ya varios años, mi abuela Carmen daba clases de pintura a un grupo de niños con esta deficiencia y, a menudo, mi madre nos llevaba de visita. Me asombraba lo bien que se lo pasaban y lo bonitos y coloridos que eran sus pinturas. Pero lo que mas me gustaba era lo cariñosos que eran con mi hermana y conmigo... yo creo que nos veían como si fuésemos sus juguetes¡

Anónimo dijo...

Me acuerdo de cuando tenía siete años y llegaban las fechas de Navidad. Mis padres me llevaban a Fonseca a participar en el voluntariado con otros niños de edades como la mía. Realizábamos un baile para personas con discapacidades, algunas de ellas con síndrome de Down. Practicábamos durante siete dias y el día tres de enero era la actuación. Al acabar el baile venían los Reyes Magos cargados de regalos, empezaban a repartir regalos entre aquellos chicos. También tenían algún detalle para los que actuábamos. Después merendábamos todos juntos, sin duda ellos eran los que mejor lo pasaban.
Algunas veces deberíamos realizar más cosas por personas así porque con una mínima sonrisa nuestra somos capaces de mantenerlos felices durante mucho tiempo.

Cargando...