"Debemos huir de la idea de autocomplacencia que pueda asociarse al acto solidario y centrarnos en el hecho desesperado de aquellas personas que lo necesitan para sobrevivir." T.S.
SOLIDARIDAD - التضامن - solidariteit - салідарнасць - solidarnost - solidareco - סולידריות - solidaarsus - undod - همبستگی - solidaarisuus solidarité - Zumunci - پيوستون - szolidaritáson - solidarity - dlúthpháirtíochta - samstöðu - solidaritāte - solidarumas - αλληλεγγύης - solidarjetà solidarność - solidarităţii - mshikamano - pagkakaisa - เป็น น้ำหนึ่งใจเดียวกัน - dayanışma - solidaritat - סאָלידאַרישקייט - SOLIDARIEDADE

25.1.12

Haiti olvidado a dos años del terremoto

fidelernestovasquez.wordpress.com
La reconstrucción de Haití avanza, pero muy despacio. Demasiado. En los dos últimos años se han retirado la mitad de los escombros que dejó el terremoto y se han construido o rehabilitado 430 kilómetros de carreteras. Sin embargo, se trata de escasos avances, cuando más de medio millón de personas aun continúa viviendo en tiendas de campaña en los campos de desplazados que se construyeron como una solución temporal al problema de la vivienda. ¿Qué ha pasado con el dinero que prometieron los países para reconstruir Haití?

Después del temblor de tierra, que dejó más de 220.000 muertos y 300.000 heridos, ONGs y agencias humanitarias de la ONU que llevaban mucho tiempo en el país reaccionaron rápido para atender la situación de emergencia. Otras muchas organizaciones llegaron después a instalarse en la que ya se conocía como "república de las ONGs". La comunidad internacional se volcó con la catástrofe. El dinero comenzó a llegar a Haití. Al principio fue para atender el caos inicial. La falta de coordinación no impidió que esta primera fase, que implicaba atender las necesidades inmediatas de los haitianos, saliera bien. Este trabajo salvó muchas vidas, realojó en tiendas de campaña a un millón y medio de personas que se habían quedado sin hogar y atendió las necesidades básicas de la mayoría de los afectados por el seísmo.

La labor de las ONGs no ha cesado y las muestras extraordinarias de solidaridad tampoco. Manos Unidas, por ejemplo, destinó su premio Príncipe de Asturias de la Cooperación al país caribeño. "A raíz del terremoto redoblamos esfuerzos para atender a nuestros socios locales. Recibíamos muchas peticiones de ayuda, la sociedad española estaba muy sensibilizada con Haití y pensamos que sería un gesto especial de solidaridad", explica Myriam García Abrisqueta, presidenta de la organización.
 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Sería muy interesante que nos indicaras la fuente de donde has cogido la información; así podríamos, además, ampliarla.
Gracias

Cargando...