"Debemos huir de la idea de autocomplacencia que pueda asociarse al acto solidario y centrarnos en el hecho desesperado de aquellas personas que lo necesitan para sobrevivir." T.S.
SOLIDARIDAD - التضامن - solidariteit - салідарнасць - solidarnost - solidareco - סולידריות - solidaarsus - undod - همبستگی - solidaarisuus solidarité - Zumunci - پيوستون - szolidaritáson - solidarity - dlúthpháirtíochta - samstöðu - solidaritāte - solidarumas - αλληλεγγύης - solidarjetà solidarność - solidarităţii - mshikamano - pagkakaisa - เป็น น้ำหนึ่งใจเดียวกัน - dayanışma - solidaritat - סאָלידאַרישקייט - SOLIDARIEDADE

6.10.13

Cuéntame la verdad

Mirad a vuestro alrededor. No hay… ¿demasiadas cosas?
No perdáis la oportunidad de ver este vídeo, que se muestra la realidad, los eslabones perdidos de la cadena de consumo. Creedme, lo pensaréis dos veces antes de volver a comprar, comprar, comprar.
Si os interesa, todo esto forma parte de un proyecto iniciado por una estadounidense llamada Annie Leonard, entrad en su página web y descubrid más.
Animemos a los escépticos a creer que existe otra verdad, otro camino, una solución.
video

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Es una alegría contar con tus posts. Aquí añado el enlace a la página de Annie Leonard en la que podéis ver otros vídeos relacionados. Un saludo "arco da vella".

Fernando de Esteban dijo...

Después de ver el video, una persona altamente sugestionable podría pensar que es sumamente sencillo cambiar el sistema imperante. Cierto es que las bases sobre la que se fundamenta son correctas: El objetivo del hombre en la actualidad es el hacerse con beneficios materiales, obviando y pasando por alto las amoralidades cometidas durante su obtención. También es objetivo y cierto el esquema que hacen de la vida de un producto. Y ante todo es verdad que nuestra sociedad es exageradamente consumista, derrochadora,etc.
Por esto alguien podría decir que es insultantemente fácil boicotear el sistema: Sólo haría falta dejar de comprar y consumir.
El problema llega en la práctica, donde la realidad no es tan sencilla ni mucho menos. ¿Sería posible hacer un acuerdo comunal en el que toda la sociedad se comprometa a dejar de consumir?¿E individualmente, estoy dispuesto a cambiar de manera tan radical mi estilo de vida? La respuesta de la mayoría de personas a estas preguntas sería "improbable", y en los casos restantes (y seguramente más realistas) la respuesta sería "imposible".

Anónimo dijo...

Dice el refrán popular que "Un grano no hace granero pero ayuda al compañero". Y en eso debemos estar, sin pensar en que mientras no nos pongamos todos de acuerdo no conseguiremos nada.

Cargando...